Montánchez y su Cerdo ibérico

Montánchez y su Cerdo ibérico

Sin duda alguna, el protagonista indiscutible de la gastronomía montanchega es el jamón ibérico. El jamón de Montánchez, es uno de los jamones ibéricos de bellota con más tradición en Extremadura. El peculiar y excelente clima que acompaña a esta región para el curado de los perniles gracias a los 700 metros de altitud sobre el nivel del mar, unos inviernos fríos y secos, y veranos con elevadas temperaturas que hacen sudar al jamón y ayudan a su secado natural y la penetración de la grasa por toda la masa muscular, impregnando las fibras musculares del jamón de Montánchez, ha hecho que sea una de las regiones privilegiadas para la producción y fabricación del jamón ibérico de bellota, certificando muchos de sus jamones bajo la Denominación de Origen Protegida Dehesa de Extremadura.

Hay constancia escrita de la importancia y relevancia desde tiempos muy antiguos, aunque quizás la referencia histórica más conocida es la que indica que el jamón de Montánchez no podía faltaba en la dieta de Carlos V y era un manjar habitual en las dependencias de Felipe IV. Aunque el jamón es la estrella de la corona, no podemos olvidar del resto de productos derivados del cerdo ibérico como los lomos, chorizos o salchichones que se benefician de las condiciones climáticas de la localidad en su secado, consiguiendo un sabor y un olor único.

Como no podía ser de otra manera, el jamón de Montánchez y sus embutidos tendrán un lugar preferencial en el programa de actividades de Montánchez Ciudad Gastronómica 2022.

Ciudad Gastronómica Extremeña

, ,